Mayor rigidez y labios más carnosos

El procedimiento de aumento de labios con ácido hialurónico se lleva a cabo mediante el uso de inyecciones, donde el médico estético inyecta pequeños hilos de gel de hialuronato sódico en las capas superficiales del labio, haciendo uso de una jeringa muy fina.

El gel de hialuronato sódico genera una estructura en forma de maya que brinda soporte y volumen al contorno labial. Esta técnica de estética facial funciona como un relleno dérmico, buscando aportar mayor volumen a los labios y bajo un sistema de nutrición e hidratación que facilidad la absorción de los microelementos. Además de provocar un aumento de labios, también es capaz de aportar beneficios antienvejecimiento y retrasar la pérdida de elasticidad en los labios. Debido a las grandes propiedades de absorción de agua con las que cuenta el ácido hialurónico, esta es una sustancia apropiada para la hidratación diaria, mientras permanezca dentro del organismo de la persona.

Pide tu cita

Hidratación labial

Se realiza para hidratar los labios, eliminado las arugas finas, haciéndolo más turgente, suave y atractivo de forma natural. El procedimiento se lleva a cabo utilizando un ácido de muy baja reticulación.

Perfilado de labios

Se lleva a cabo examinando la línea exterior labial, para mejorar tanto su proyección como su definición. En algunos casos no es necesario combinar con el relleno, ya que solo se puede hacer el perfilado de acuerdo a la necesidad de la paciente. En este caso, el ácido hialurónico debe ser de reticulación media

Relleno labial

En este procedimiento el médico especialista infiltra ácido hialurónico en el labio inferior o el superior (en algunos casos en ambas superficies labiales) con el objetivo de conseguir un aumento de volumen labial. También es posible rellenar una parte del labio y la otra no, buscando corregir las irregularidades en el volumen. El ácido hialurónico de reticulación media (2 o 3) es ideal para este procedimiento.