Difumina las arrugas de expresión

El Botox es el tratamiento más eficaz para tratar las arrugas llamadas dinámicas, las del tercio superior del rostro: alrededor de los ojos, el entrecejo y  la frente.

Se aplica mediante pequeñas microinyecciones en la zona a tratar y el producto bloquea el músculo sobre el que se aplica durante un cierto tiempo. La piel aparece más lisa y la cara más relajada, contribuyendo a dar un aspecto más joven.
Esta indicado para arrugas del tercio superior del rostro, frente, entrecejo y contorno de ojos, flacidez en párpado superior y cejas caídas. Hace desaparecer las patas de gallo, las del entrecejo y de la frente, eleva ligeramente las cejas hacia arriba, dando un aspecto más relajado y joven al rostro. Los resultados se notan a partir del tercer día y duran entre tres y seis meses.

Pide tu cita